“Conocí el estrés cuando nadie sabía qué era”

“Conocí el estrés cuando nadie sabía qué era”

En su carrera futbolística, la familia también fue importante. En 1974, casi con dieciséis años, pasó a Racing: “Fui a vivir a la casa de mis tíos; fue muy importante para mí. Si iba a la pensión, volvía. La casa de mis tíos era algo increíble. Quedaba en Mitre, a cuatro cuadras de parque Domínico, en Wilde. Era mágica. Todos los días a las 5 de la tarde había truco. Se jugaba con los vecinos. Al lado había un médico muy famoso, y tenía una puerta que pasaba a la casa de mi tío. El tipo atendía y en un momento a la tarde, hacía un break, se jugaba un treinta y seguía atendiendo. Esa casa era pura alegría.”

Leer más
Cerrar menú